Buenas relaciones con proveedores: 5 consejos clave.

¿Qué encontrarás en este artículo?

Contenidos del artículo

A veces, solo eres tan bueno como tus relaciones. Esto es especialmente cierto para los propietarios de negocios cuyos lazos con proveedores y distribuidores a menudo determinan su inventario y la calidad de los productos o servicios que pueden ofrecer.

Entonces, no es sorprendente que las empresas dediquen mucho tiempo, esfuerzo y dinero en mantener contentos a sus proveedores y asegurarse de que se sientan apreciados. Es lo que se conoce como SRM (gestión de relaciones con proveedores). Grandes empresas como Toyota, por ejemplo, son famosas por sus estrategias centradas en los proveedores.

Si bien las PyMEs no manejan el mismo relacionamiento ni las mismas negociaciones que una empresa como esa, aún pueden hacer mucho para mejorar las relaciones con sus propios proveedores y distribuidores.

¿Por qué son tan importantes las relaciones con los proveedores para las pequeñas empresas?

Las pequeñas y medianas empresas suelen ser más afectadas por cualquier interrupción o retraso, y generalmente tienen menos efectivo disponible que las empresas más grandes. Una buena relación con tu proveedor podría ser un factor clave, especialmente en tiempos de crisis, como una recesión económica o problemas en la cadena de suministro.

Mantener relaciones sólidas con los proveedores podría permitirte acceso a los mejores suministros o productos antes que tus competidores. Una buena conexión también significa que tu proveedor dará prioridad a tus pedidos en cuanto a programación y cuando los suministros sean escasos.

Cuando un proveedor sabe que puede confiar en tu negocio a largo plazo, es más probable que te ofrezca descuentos o mejores condiciones de pago, lo que te ayudará a mantener un flujo de efectivo saludable. Si te encuentras en un apuro inevitable, es más probable que un proveedor con el que ya tienes una relación sólida te acomode.

¿Qué pueden hacer las pequeñas empresas para mejorar sus relaciones con los proveedores?

Gestionar estos vínculos no tiene por qué significar grandes gastos o contratar personal dedicado. A veces, se trata de ser cordial a la hora de relacionarse, y ser eficiente a la hora de realizar cada pago a dichos proveedores.

Aquí hay cinco formas de mejorar tus relaciones con los proveedores sin aplicar cambios significativos en tus métodos de trabajo.

Conoce a tus proveedores

Puede sonar trivial, pero tus proveedores también son personas. Tienen pasatiempos, pasiones e intereses más allá del trabajo. Conocer más a fondo a tus proveedores es importante para crear el tipo de conexión que beneficiará a ambos, a nivel personal y profesional.

Como primer paso, si están cerca o si sabes que están visitando tu área, invítalos a hacer un recorrido por tu negocio. Esta es una gran oportunidad para que conozcan al equipo con el que trabajarán y se involucren personalmente en su éxito. Si puedes, intenta corresponder con una visita a sus instalaciones, cuando se presente la oportunidad.

También puede ser una buena idea encontrar oportunidades para socializar fuera del trabajo, por ejemplo, invitándolos a cenar. Construir una conexión personal más profunda, cuando sea posible, puede llevar a lazos comerciales más fuertes y comprometidos.

Trata a tus proveedores como socios.

Comparte toda la información que puedas sobre tus planes y objetivos comerciales con tus proveedores. Estar más involucrado crea un sentido de compromiso y construye confianza mutua entre tú y tus proveedores. Este conocimiento interno también facilita que tus proveedores te ofrezcan productos y servicios relevantes que se alineen con tus estrategias.

Por cierto, este consejo va en ambas direcciones. Para establecer tu relación como una asociación en lugar de una simple serie de transacciones, pregunta a tus proveedores sobre sus propios planes y objetivos para ver si hay alguna manera en que puedas ayudarles. Tal vez puedas recomendarlos para nuevas oportunidades de negocio y contratos o crear un esquema conjunto que promueva ambos planes.

Cumple con las condiciones de pago establecidas por tu proveedor.

Como propietario de un negocio, sabes muy bien cuántos problemas pueden causar los pagos atrasados ​​de los clientes. Entonces, trata de no poner a tu proveedor en esa situación, cumpliendo con las condiciones de pago acordadas, realizando pagos a tiempo y manteniendo claras las operaciones enviando comprobantes y notificando tus pagos.

Si tienes dificultades para realizar un seguimiento de todos los pagos que debes, considera utilizar una herramienta que facilite tus procesos, como Payana. Incorporar nuevas tecnologías te permitirá gestionar todos tus pagos a proveedores en una sola plataforma, ahorrando tiempo y dinero, al mismo tiempo que notificas y envías comprobantes de manera automática luego de cada transacción.

Firma contratos con tus proveedores.

Lo sabemos. Hasta ahora te hemos dicho que seas amigable con tus proveedores y no puedes pensar en nada menos amigable que redactar un contrato. Pero, de hecho, los contratos pueden salvar tu relación en caso de problemas.

Un contrato firmado pone todo sobre la mesa y elimina la confusión sobre las obligaciones de cada parte. Describe soluciones posibles cuando las cosas van mal, eliminando cualquier especulación mientras intentas solucionar problemas. También pueden evitar que surjan problemas, ya que cada parte tiene claro lo que reciben y dan.

En otras palabras, un contrato crea más claridad, lo que resulta en menos frustración cuando hay fricción y mejores relaciones.

Demuestra apoyo hacia tus proveedores.

Al igual que todas las relaciones en la vida, tus relaciones con los proveedores deben ser solidarias. Si tus proveedores saben que te importan realmente ellos y su negocio, apreciarán aún más el tuyo.

Además de utilizar sus servicios, puedes apoyar públicamente a tus proveedores sin gastar un centavo al:

  • Compartir sus publicaciones en redes sociales.
  • Referir a tus amigos y colegas como posibles clientes.
  • Participar en eventos en línea o presenciales de tus proveedores siempre que puedas.
  • Publicar una reseña positiva en línea.

Puedes mostrar tu aprecio en privado simplemente dando las gracias de vez en cuando. Una llamada telefónica, un mensaje de texto o unas felicitaciones por un trabajo bien hecho pueden ser más que suficientes para crear lazos fuertes, duraderos y fructíferos.

Cuida tus relaciones con proveedores.

En algún momento, el éxito de tu negocio podría depender de la solidez de tus relaciones con proveedores. Seguir los consejos anteriores puede ayudar a fortalecerlos generando confianza y adoptando objetivos compartidos.Independientemente de cómo los consigas, para mantener buenas relaciones con los proveedores, necesitará una forma fácil y fiable de pagar las facturas de su empresa. ¡Únete a Payana y gestiona tus pagos a proveedores de manera simple y confiable!

¿Te ha servido este artículo? ¡Compártelo!

También podría interesarte

cuenta de cobro
Pagos y Cobros

¿Qué es una cuenta de cobro?

Contar los detalles involucrados en una transacción comercial puede ser complicado. Una cuenta de cobro resuelve este problema, ayudando a realizar un seguimiento de las

Leer más »

Entérate de todas las novedades

Suscríbete a Payana Blog y encuentra la mejor información para tu PyME.

    Iniciar chat
    Chatea con nosotros
    Hola! 👋
    En Payana estamos felices de poder ayudarte. ¡Escríbenos!